martes, 12 de diciembre de 2017

Mis manos.

Mis manos.son dos plumas arrancadas
al ángel de la melancolía.
Dos mariposas que gimen en silencio
ante la muerte de la lírica.
Y que tienen cicatrices de tinta y luna
de tantas veces como me clave una lágrima
para sangrar una poesía.

Mis manos gritan por cada una de sus lineas
con voces de poetas muertos.
Y entre mis nudillos crece una rosa de cristal.
que clava sus raíces frías.
El cadáver de una mariposa muerde mis dedos
con sus dientecillos de ceniza.
Y hay bajo mis huesos, rotos por el peso de la pena
el corazón momificado de una niña.

Mis manos sufren por cada uno de sus poros
por todas las tumbas vacías.
Cuyos muertos sin nombre y sin rostro
gimen en la cuneta fría.
Y entre mis venas se abre una navaja y un tintero
que supuran noches malheridas.
Y son cada uno de mis lunares, pequeños pozos
donde se hunde las alegrías.

lunes, 11 de diciembre de 2017

Réquiem:

Somos almas.
Almas venidas del polvo.
Y al polvo volvemos.
Cuando el gallo de la muerte
muerde nuestro pecho.
Y las rosas de nuestra sangre
hunden sus vivas raíces
en lo mas profundo de nuestro esqueleto.
Devorados por las horas caducas
nos consumimos lentamente,
en suspiro frío y seco.
Y vamos poco a poco sintiendo
el peso oscuro del olvido cayendo como una losa
sobre nuestro cuerpo.
Somos almas.
Almas que gimen;
desprovistas de sú desnudo.
Que arrastran sú perfil melancólico
por los oscuros pasillos
donde se pierden el llanto y los ecos.
Y que se hunden en la tierra estéril
que una vez albergo el polvo
que levantaron nuestros finales pasos.
Ese polvo que nos envuelve en un final abrazo.
Y que es al mismo tiempo cuna y mortaja
de lo que fuimos y de lo que seremos.
Cuando el silencio bese con sus labios de tierra
nuestros invisibles párpados.
Y seamos una silueta
en el perfil desdibujado del tiempo.

sábado, 9 de diciembre de 2017

Canción melancólica de un romance a la orilla del mar.

Quiero morir contigo
en un azulado abrazo.
Y fundirme para siempre
En ese paraíso
donde se vuelven ángeles
los acantilados.
Y en donde podamos ser
espuma y aire.
Dejando en la playa,
sepultadas nuestras manos.
Y ese corazón,
Que se volvió caracola
de nuestros besos descarnados.


viernes, 8 de diciembre de 2017

Cancion mstica del agua.

Mística del agua.

Oración dormida entre los juncos.
Y las piedras blandas.
Un canto oculto en labios de la espuma.
Y esa voz de ángel
que tiene un rosario de cascabeles en su garganta.


Mística del agua.

Mi corazón en comunión con el cielo.
Mi alma soñando,
un sueño de nieve virginal y secreta luna.
Y esa campana azul
que repiquetea en el bajo vientre de los Santos.


Mística del agua.

Mil cuerdas sin violines acariciando
la piel del río.
Mi corazón como una paloma abre y cierra sus alas.
Y junto a la orilla
hay un rebaño de eneas jugando con un niño.


¡Canción mística del agua!

Rezo azul, dormido en el paisaje.
Canto gregoriano
que vive en los labios dormidos de la naturaleza.
Y susurro de serafines
En el perfil desnudo donde muere la escarcha.

jueves, 7 de diciembre de 2017

Tengo el corazón lleno de tinta.

Tengo el corazón lleno de tinta.
De tantas palabras que se murieron dentro.
De tantas veces que lo estrangule
entre mis frías manos.
Y de tantas veces como lo apuñale
con la pluma de la poesía.

Tengo mi corazón herido de metáforas.
De realidades que gritan sú dolor
con la boca desencajada.
Y de esos sueños que mueren con la luna
siendo una rosa de cristal
clavada en lo más profundo de su alma.

Mi corazón es una mariposa sin alas.
Y un tintero.
Un pozo donde flotan mis melancolías.
Y un pájaro muerto.
Un mar de sangre donde van a parar
las lágrimas.
Y ese clavel que se cierra en mi pecho.

Mi corazón es un misterio.
Un enigma de sangre
que muere y resucita al compás
de cada verso.
La sombra acurrucada de un ángel.
Y esa paloma roja
Que aveces quiere romper la pared del tiempo.
Para dormir siendo aire.

Me duele el corazón.
De tantos sueños ,que quiere romper su piel.
Y no puede.
De tantas palabras que se descomponen
junto a los latidos.
Y de todas las veces que le clave la pluma.
Para escribir sobre mi tumba.
Un poema.
que me recuerde.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

El poema suicida.

Una gota de sangre
en la carta de despedida.
La cuchilla y la rosa
tendidas sobre la mesa.
Los labios oscuros de la pistola
deseando besar la frente del poeta.
Y luna sonriendo en el cielo
siendo una difuminada calavera.
La muerte quiere,
ser la musa del ultimo de los románticos.
Y abrazar su desnudo lírico
en una noche congelada en el tiempo.
Y  es entonces...
Que el suicida escucha una voz en su cabeza.
Una voz que dice:
-Reúnete con ella.
Y que le repite una ,otra , y otra vez.
Como un eco lejano.
Y perdido en los muros del tiempo.
-Reúnete con ella. ¡vamos! ¿A  que esperas?
Haceros uno.
Y dormir sin piel bajo las estrellas.
y es entonces...
Que decide poner fin a su vida.
Sin importarle las lagrimas que resbalen
de las mejillas de su madre.
Ni el duro tacto,
que oculte la tumba fría.
Ni las niñas que se postren langidas
a los pies de sú sepulcro.
No es por triste cobardía,ni es por frío dolor.
Sino por que es tan puro el amor
que siente hacia la muerte.
Y es tan oscura la pasión.
Que la única forma de ser uno.
Es dormir prematuramente
el sueño de la tierra y de la ceniza.
Compartiendo un solo corazón.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Llora el cielo herido en sú alma

Llora el cielo herido en sú alma
por la muerte de los poetas.
Y la primavera, se vuelve de pronto
Un páramo de lunas de barro.
y azucenas fosilizadas.
Donde las cuerdas de la lira entonan
una melodía oscura.
Una melodía que es una navaja de aire.
Cortando el corazón de la poesía
en mil mariposas de sangre.
Dejando en el paisaje unas heridas
Que jamas serán cerradas.
Por mucho que el tiempo renazca en un pájaro azul.
Por mucho que la paloma se vuelva un ángel de nieve.
Y por mucho que resuciten los astros disecados.
Nadie podrá cerrar la cicatriz del cielo.
Que supura plumas de ángeles horriblemente mutilados.
Y que llora lagrimas de piel y tierra
por todos los poetas muertos.

Federico tras el espejo(Book trailer)

Entradas populares