jueves, 21 de marzo de 2019

La veleta de las cuatro estaciones

¡Que fulgor de otoño desciende!
¡Que latido de primavera asoma!
¡Que veleta de cuatro vientos gira dentro de mi corazón!
El invierno abre sus pétalos
como un ángel azul abre sus alas.
Y el membrillo del verano
juega al escondite con su sol y con su sombra.
¡Que silencio pinta de color el paisaje!
¡Que  luz de luna se proyecta
sobre el perfil de los puntos cardinales.
¡Que dolor de lírica musical!
¡Que paisaje se desgrana tras mis pupilas!
En el monte de mi pecho la veleta de mi alma gira.
Gira veleta gira.
Gira. Y detente en el norte de  mis letras.


miércoles, 20 de marzo de 2019

Si me pierdo...

Si me pierdo.
Que no me encuentren.
Tal vez
yo he decido perderme
ser todo y nada
en un laberinto de recuerdos futuros
y espejos de agua.
Y desaparecer un instante
siendo una hoja empujada corriente arriba
por las manos invisibles del viento.
Tal vez
solo me haya dejado olvidadas
mis alas.
Y no quiera retornar por ellas.
Porque quiero
jugar al escondite con mis sombra
y los espejos.
Si me pierdo, seré consciente
de que me he perdido.
No caminare como sonámbula
hacia una senda que desconozco.
Sabré perfectamente
donde están mis huellas.
Donde se desdibujan mis pasos.
Donde termina mi sombra y comienza mi perfil.
Y donde mi espíritu se funde
con la orilla del silencio.

No me busquéis si me pierdo.

Que ya volveré.
Si es que vuelvo.
De ese viaje con  mi yo invisible
al que yo he decidido irme
sin mas compañía que  mis versos.



martes, 19 de marzo de 2019

Quiero saltar al otro lado del muro del olvido

Quiero trepar
mas allá de los muros
del silencio y de la sangre.
Para poner coronas de flores
sobre los cadáveres olvidados
en la piel del mar.


Que mis huellas sean
los latidos que les faltan.
Y mis manos las migas del pan
que se pudrió cerca de sus ojos
convertidos en raíces de cunetas.


Mis lagrimas regaran
las huertas vacías
en donde crecen árboles de huesos
repletos de balas.
Y en donde germinaran de pronto
los corazones sin pecho
que latirán sobre la tierra mojada.


Seré ese pájaro rojo
que vuele contra el viento
aun con las alas rotas.
Perdiendo sus plumas entre las tumbas
y entre los edificios deshabitados.
Y caminare descalza sobre las alambradas
donde quedaron vuestra pieles
y vuestros sueños.

Porque me duelen
los gritos clavados en los ojos.
Como le duele al cielo
romper las entrañas del horizonte cada día.
Para dar a luz la madrugada.

Y quiero saltar al otro lado
del muro del olvido.
En donde el tiempo pinte de arcoíris
a los niños con cara gris
que sollozan entre las orillas y los campos.
Y en donde las olas y las raíces
no arañen sus cuerpos de ángeles
con desgarros de hambre,
de muerte y de violencia.

lunes, 18 de marzo de 2019

Mi boca es una manzana amarga.

Mi boca
es una manzana amarga.
Con un regusto de ayer en las encías.
Cuyos besos
se vuelven alquitrán transparente
en mi saliva.
Y cuyos labios
convertidos ya en polillas
del romance.
van perdiendo poco a poco sus alas,
en medio de un jardín
de corazones fríos y cascadas sin flores
en el cielo con piel rota
de la lengua.

domingo, 17 de marzo de 2019

Poética pasional

Tienes las manos
llenas de heridas y de flores.
De tanto como te dejaste la piel
en la poesía.
La sangre y los pétalos fluían
como gotas de lluvia
en el interior de la copa vacía.
Y en las puntas de tus dedos
bandadas de palabras convertidas en libélulas
eternamente giran.

Poética pasional.
Luna que besa tus nudillos
con su boca fría.

En las yemas de tus dedos
beben sueños
los peces de la tinta.
Y clava su guadaña pasional
el espíritu de la lírica.

viernes, 15 de marzo de 2019

Mi piel es una araña de mil patas

Mi piel es una araña de mil patas
que roza las venas del sueño
y del aire.
Una araña que duerme
en jardines de blancas sabanas
y de suspiros entrelazados
hechos carne.
Y que muerde con sus dientes de lunares
los contornos y los perfiles
en donde la noche muere con su alma
reducida a corazón sin sangre.
Cada herida es
un huevo que la araña que es mi piel
va poniendo lentamente
dentro de mi sentir y de mis huesos.
Y de ellos nacerán todas mis larvas oscuras
de los besos agonizantes.

jueves, 14 de marzo de 2019

Mi alma

Mi alma se ha desprendido
hilo a hilo
sobre el pozo sangrante
que era mi corazón.
Y mi pecho convertido
en un páramo de emociones.
Tiene los cadáveres
de las mariposas y de las flores
que antaño mordieron
con sus dientes pasionales
la piel  tierna de mi amor.

Federico tras el espejo(Book trailer)

Entradas populares