miércoles, 18 de julio de 2018

El viento

El viento
es como un eco azul
y electrico.
Que oculta entre susurros grises.
las voces frias y afiladas
de los muertos.








martes, 17 de julio de 2018

Entre la realidad y delirio.

Frente al espejo;
no hay nada.

Me arranco la piel y no me duele.
Porque ya no tengo
raíces de caricias incrustadas en lo mas profundo
de mis venas.

Y ya no tengo miedo a la muerte.
Porque la muerte es
la soledad oscura de una noche sin estrellas
Y esa sensación de melancolía
que se vuelve una enredadera de lágrimas y alambre
alrededor de la garganta.

Tampoco  me sangran las heridas.
Por las que antaño crecían las flores de mi infancia.
Ni me duelen los latidos.
Cuando el corazón se vuelve un pájaro
que da picotazos en el pecho.

Yo. ya no soy yo.

Soy un recuerdo que transita sonámbulo.
entre la realidad y el sueño.

Un fantasma que arrastra las cadenas de sus versos
por todos los rincones
donde la poesía era besos y tinta.
Sin mas penitencia
Que una pluma estilográfica clavada en mis labios.
Y un ramo de horas blancas
creciendo dentro de mis ojos y de mis manos.

Busco entre la realidad y delirio.
Mi dolor de sol cortando las venas.
Y ese instante en el que sentía que mi alma
era una granada que se abría.
Mostrando el espíritu gris desteñido de mi nostalgia.

Pero solo encuentro un espejo roto.

Y entre las grietas de ese espejo,
hay pequeños restos de mi piel y de mis lágrimas,
como azucenas que crecen
entre los campos del romance y de la lírica.


Ya no siento dolor.
Ya no siento nada.

Yo misma soy el dolor.
Yo misma soy...

¡Todo y nada!

lunes, 16 de julio de 2018

Reducida a la sombra de un beso.

Reducida a la sombra
de un beso.
Mi piel gime por las grietas
de la rosa.
Y mi espíritu extiende sus cicatrices
por el paisaje
en donde la poesía romántica
es un terreno baldío y melancólico
repleto de pequeñas calaveras.
Piel a piel
mis versos sangran
en medio de una herida que supura
astillas de violines
y venosas cuerdas de arpa.
Y soy una mariposa malherida
que agoniza sus colores
sobre un jardín de ángeles con las alas arrancadas.
Dejandome morir
en instantes de belleza oscura
siendo un sueño desprovisto de desnudo
Y ese corazón de musa
atravesado por el puñal enamorado
de la tinta.
Que se consume siendo flor
de un día.

sábado, 14 de julio de 2018

Deshojado el corazón...

Deshojado el corazón.
Y profanados los labios.
Mis ojos arañados por las lágrimas
sangran pequeños violines
y plumas estilográficas.
En mi pecho hay una flecha atravesada.
Y una afilada cuerda de arco
que corta la piel de mies emociones
y de mis nostalgias.
En mi garganta hay incrustado
el tallo oscuro de la rosa.
Y el veneno afilado de la serpiente
que mordió a Cleopatra.
Un cementerio de romances
se oculta en cada capilar de mis venas.
Y en cada gota de mi sangre
hay un ángel mutilado
que solloza con una corona de espinas
alrededor de sus muñecas.
y que tiene las alas perforadas
por los clavos de las melancolía.
Amor,dolor,y piel
Nada queda nada después del martirio del romance.
Solo una sombra roja y vacía
donde agoniza el cadáver de Cupido.
Y el corazón reducido
al pétalo seco de una rosa que gime
con su cuerpo
devorado por las mariposas caníbales del amor.

viernes, 13 de julio de 2018

La belleza oscura

La belleza oscura
que gime melancólica
entre los contornos invisibles
de la rosa que agoniza
con su tallo apuñalado por el verso.
Ese dolor de primavera
profanada por el invierno.
Y ese cielo con piel rota
por la afilada cuerda del violín
que se desangra en el tejado.
En cada corazón
hay una trinchera abierta.
Y un mausoleo donde están enterrados
los cupidos que se suicidaron
cortándose las emociones con su propia flecha.
Cada noche lloro
lágrimas de cristal.
Y tinta convertida en afiladas cuchillas de sangre.
Y me consumo
entre las cuatro paredes de mi habitación
habitada por los ángeles azules
del romance y el delirio.

Al otro lado de la ventana
veo a la luna apuñalar un rascacielos
y desangrarse las luces de neón
sobre los labios que besan
la piel clandestina de una ciudad desnuda
de lirismo potsmoderno.
Y quiero ser parte de un paisaje
donde las mariposas
sean los espíritus de los poetas muertos.
Y pasearme
entre las calles solitarias
donde el tiempo sea
un ramo de lunas clavado en mis ojos.
Para contemplar
un  horizonte donde los astros gimen
con sollozos de lluvia.
Y que la luna sea esa golondrina
que atrapada dentro de mis retina
atraviese mis sueños con su plateado canto.
Bajo la luz agonizante de la vela.
Quiero ser esa rosa que muera de muerte lírica.
Y desangrarme lentamente
sobre las sombras del paisaje.
Y sobre las cuadriculas de mi cuaderno.
Con mis muñecas atravesadas
por la punta de la pluma estilográfica
y la voz azul del viento.

jueves, 12 de julio de 2018

Dolor,pasion,paginas en blanco

Dolor,pasion,paginas en blanco.
Manojos de rosas y cuchillas
alrededor de mis venas.
La herida abierta en el corazón
por donde supuran
Las mariposas muertas
Y la sangre de mis cupidos degollados.
Bajo mi piel
hay un péntagrama.
Cuyas lineas son pequeñas alambradas
con espinos.
Y aherida a esos espinos
esta la piel de los besos que una vez nos dimos.
Quiero cerrar los ojos.
Aún sabiendo que me arrancaré los párpados
Con tan solo un pestañeo.
Para ver un solo instante
en el que fuimos paisaje colorido y melancolico.
Y perderme entre
los contornos transparentes de aquel paisaje
donde la poesia era
un remanso de pequeñas muertes.
Y un pequeño rio.
El amor es aquella flor que se vuelve cristal
y corta con petalos
mis emociones y mis latidos.
Las horas clavadas en el hueso de la muñeca.
Y aquel poema
que lejos de ser escrito.
Vive con su piel al aire
desollada lentamente por los suspiros.

miércoles, 11 de julio de 2018

Entre dos lineas paralelas

Entre dos lineas paralelas
Mi corazón vive atrapado.
Como un pájaro de sangre
reducido a la sombra de su canto.
Mi sentir es una pequeña muerte.
Un poema aún no escrito.
Aquella serpiente que se enrosca
entre latido y latido.
Quiero partirme el alma
Partírmelo con la espina de la rosa.
Con la yema de mi dedo.
Y con aquella estrella que se oxido en mi boca.
Y junto a mi pecho.
Para poder tocar mi corazón.
Como cada noche toco
la intimidad transparente del violín
Y el desnudo azul del infinito.
Y arrancar de la garganta del pájaro
la espina.
Que se vuelve un afilado mar de lágrimas.
ahogandolo en un oscuro trino.

Federico tras el espejo(Book trailer)

Entradas populares