miércoles, 18 de septiembre de 2019

Buscare mi recuerdo sordomudo

Buscare mi recuerdo sordomudo
entre los laberintos
donde se entrecruzan el tiempo y la melancolía.
Y allí
me arrancare uno a uno los hilos
que dan forma a la madeja de mi alma.
Y se los daré de comer
a los pollos oscuros de mi nostalgia.
Porque quiero
dejar de ser una sombra perdida
entre los muros desdibujados
de la gran ciudad.
Para volver a ser aquella niña
que al correr entre los espejos
pintaba con  la palma de su mano
el paisaje de azul.
Perdida entre los pasillos del pasado y de los sueños
quiero dejar mis huellas
en forma de fotografías y cartas inconclusas
sobre la superficie aun fresca
del cristal.
Y mientas corro hacia la salida
de mi propio paraíso interior.
Observo mi propio rostro,  transformarse en aquella mariposa
que fui hace mucho, mucho tiempo.


sábado, 14 de septiembre de 2019

Batalla de ángeles y demonios

Hay una llaga en mi corazón
por donde supuran
todos mis amores pasados.
En medio de mi pecho
una batalla de ángeles y demonios
se disputaba.
Y el trofeo para el vencedor de la contienda
será mi alma.
No quiero que los corderos de la noche
coman mis venas tiernas.
Convertidas ya en raíces, de mi corazón.
Flor negra con sus pétalos abiertos
cortando mi esternón.
Lágrima enquistada en mi espíritu
¡No cortes mi piel blancas!
Deja al menos una semilla
para que germine el fruto del primer ''poemance''
con la perpetua sonrisa del adolescente

miércoles, 11 de septiembre de 2019

Pintando nuestra infancia

¿Cuantas veces habremos escrito
nuestro nombre sobre la arena?
Aun sabiendo que lo borraría la espuma.
Porque en nuestra inocencia infantil
creíamos que aquello que se tatuaba en la playa
permanecería eterno.
Que nuestro nombre permanecería ahí
año tras año.
Como una firma eterna recordándonos
una caligrafía pintada de azul pastel
con la que firmábamos todos nuestros sueños.
Pero el mar, al igual que la vida
nos demuestra que a veces todo lo que somos y soñamos
es un suspiro frágil
que se pierde entre las inquebrantables olas
de la adultez.
Y que aquello que una vez se tuvo
 ya no puede ser.
¿Quien pudiera ser pintor de una infancia
que no se terminara nunca?

lunes, 9 de septiembre de 2019

Amor de lírica y tumba abierta

Tu.
Yo.
Y un espejo de por medio.

Las mariposas
que vuelan dentro de tu calavera.
Y el ruiseñor
que bebía sangre dulce
de mi mano abierta.

Una lagrima negra
cae de mis ojos
y gotea sobre tu tumba abierta.
Mientras tus ojos
contemplan mis pupilas.
Que son, dos mares oscuros donde se refleja
el contorno de la última luna llena.

Tocan las 12.
Tus manos descarnadas y adornadas de raíces
rozan las mías.
Que ya son,
dos alas de ángeles heridos.
Dos flores cautivas.
Y dos ruiseñores sin vida.

Un tallo de rosa surgió de pronto
rompiendo tus labios,
y clavándose, como un tierno un puñal
a los míos.
Y nuestros corazones
se abrieron en racimo.

Muerte.
Vida.
Y romance oscuro.

En este paraíso, de arterias al aire
y pieles trenzadas bajo la tierra fría.


Amor mas allá del tiempo y de la vida.
Pasión lírica, tan intensa como oscura.

domingo, 8 de septiembre de 2019

Flor de la contienda.

Tengo entre mis manos una semilla
en cuyo núcleo hay, una bomba en racimo.
Y cuya explosión oculta
un millón de venas rotas y un millón de lágrimas.
En el centro de esa semilla
brota un tallo de sangre y violencia.
Cuyas raíces, queman las lineas que se dibujan
en la palma de mi mano.
Dejándome cicatrices con rostros de niños exiliados
y de madres con plomo en el pecho
y entre los dientes.
Tanto dolor me abre la piel como una guadaña.
Como una navaja de angustia gris muy afilada.
Y hace que me supuren las emociones
de todas las victimas olvidadas.
Apretando mis puños me clavo el tallo triste
de la flor de la contienda.
Y siento en mi propia carne el afilado dolor
de aquellos que son tierra rota
en los campos donde las flores calcinadas
tienen forma de bomba.

jueves, 5 de septiembre de 2019

Vomito flores ensangrentadas

Vomito flores ensangrentadas
sobre corazones pintados de rosa.
En mi boca tengo incrustados
los puñales y la tinta.
No creo en esa falsa utopía llamada
poesía romántica.
La poesía tiene que doler.
Doler mucho.
Romperte de un puñetazo certero
la pared del alma.
Sentir con cada verso
como explota un pequeño Hiroshima en tu garganta.
Y como tu corazón arde
en una intensa y feroz llama.
Lo bucólico, y lo superfluo
para mi no significa nada.
Una fotografía de una rosa sobre un papel
y dos copas de coñac sobre la mesa
parece el atezo cursi
para un teatro de romanticismo barato de una noche.
Y no hay nada mas falso
que un poema de rima fácil  que termine con ''un te amo''
Tanta cursileria me parece
una mascara,  que oculta un vago intento sexo
empapado en alcohol y sabanas de de seda.
Y atragantandome con mi propia bilis emocional
vomito flores ensangrentadas
en forma de lirica realista e hirientemente pasional.

miércoles, 4 de septiembre de 2019

Despedida

Tan solo
 mi piel sobre los campos.
Ya no quiero nada.
Mis lagrimas sobre los ríos
serán cauce de mi voz
cuando Tánatos borre mis palabras.

Mi sombra cautiva
sera la noche y sus alas.
Y volara alto,muy alto.
Hacia el paraíso donde las torres del sueño
se funden con el agua.
Y en donde los juncos tienen forma
de cuerdas de violines
tarareando una canción blanca.

Dejare mi cuerpo herido
en la tierra donde crecen las flores azul
con forma de lagrima.
Y con mis pupilas dilatadas al contemplar
el nacimiento de una estrella
dentro del caleidoscopio.

Seré parte de un paisaje
en el que todos los arboles oculten entre sus ramas
manecilla de reloj.
Y cuyas hojas serán, aquella sonrisa verde
que perdí hace mucho tiempo.
Cuando mis labios no conocían la extraña mueca
del dolor.  Y la afilada mirada de la melancolía.

Federico tras el espejo(Book trailer)

Entradas populares